Dolor sagrado
Placeres profundos


”Solo en la medida en la que nos exponemos una y otra vez a la
aniquilación, se puede encontrar lo indestructible en nosotros.”
-Pema Chödrön

La fotógrafa Angie Keller invita al espectador a un peregrinaje que es tanto odisea cultural como personal. Documentando las peregrinaciones religiosas de Perú, en donde miles de personas se embarcan en un viaje de sufrimiento a la espera de trascender su propia existencia terrenal a cambio de recompensa espiritual e iluminación divina, también vemos que Keller aparece en su propia búsqueda personal.

Como escribió el historiador John Berger «lo que sabemos y lo que creemos afecta la manera en la que vemos las cosas». Esto es cierto en la fotografía de Keller. Peruana de nacimiento, ha vivido la mayor parte de su vida adulta en los Estados Unidos, lo cual le ha dado la excepcional habilidad para navegar entre dos mundos. Keller aporta ambas cosas: la claridad del foráneo y esa intimidad innata hacia la documentación del rico mestizaje emocional en la vida religiosa peruana. La religión en el Perú moderno es una parte muy importante en la vida cotidiana de un país predominantemente católico desde hace más de cuatro siglos y medio.

Mientras Keller captura a los fieles en su peregrinación a la iluminación, ella se encuentra en su propio viaje de descubrimiento como fotógrafa y como persona que explora su fe. Al igual que con muchos de los peregrinos, estos viajes tratan sobre la transformación. La penitencia y el sacrificio, el poder y la sumisión, el dolor y la transcendencia, esto es lo que los peregrinos experimentan y lo que Keller captura en sus poderosas fotos.

Alfred Stieglitz, fotógrafo y fundador de la revista Camera Work escribió “en mi opinión el problema más difícil en la fotografía es el aprender a ver.” Angie Keller domina el arte de ver y ahora sus imágenes nos enseñan a ver y a experimentar un mundo muy diferente del nuestro.

Deborah Klochko
Director
Museum of Photographic Arts
www.MoPA.org
San Diego, California